Darán una suma fija para monotributistas y trabajadores independientes

Es un universo inmenso, 4 millones de personas, trabajadores del “día a día” a los que la cuarentena​ por el coronavirus les pega directamente en el bolsillo: un pintor, una profesora particular, un taxista, un peluquero, una comerciante, una niñera o un parquero. Los que hacen changas y los trabajadores independientes.

Habitan una franja que no cobra un salario público ni privado pero, tampoco, recibe asistencias directa del Estado a través de la AUH, pensiones o programas de empleo. Entran en la categoría genérica de independientes.

Alberto Fernández anunciará este lunes medidas “de alivio” para ese sector. Será, según supo Clarínuna suma fija durante dos meses con posibilidad de prórroga si se extiende la cuarentena. El monto lo analizan el presidente con los ministros de Economía Martín Guzmán y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el jefe de Gabinete Santiago Cafiero.

“Son trabajadores y trabajadores cuentapropistas, que viven el día a día, y se ven muy afectados por las medidas de aislamiento” explicaron a Clarín desde el Gobierno. “La decisión es acompañarlos”, puntualizó la fuente oficial.

La decisión se formalizará este lunes y consistirá en un monto fijo mensual, en principio por dos meses, para los monotributistas que pagan el mínimo -que además tendrían facilidades para el pago de las próximas cuotas- y aquellos sectores de la economía informal que trabajan de manera autónoma y no reciben asistencia del Estado.

El informe oficial estima un universo de 4 millones de personas aunque el dato fino, por tratarse en muchos casos de sectores informales, se terminará de definir con los días. Es probable, incluso, que haya una especie de “censo virtual” para incorporar trabajadores que no están registrados.

La semana pasada, el ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo y el titular del ANSeS; Alejandro Vanoli, anunciaron medidas para jubilados y beneficiarios de programas sociales. Luego, Guzmán y Kulfas, detallaron un plan para sectores productivos, PyMEs, con créditos y ayudas para el pago de salarios.

Faltaba el universo que transita entre esos dos grandes grupos: los que tienen empleos estables y los que reciben asistencia del Estado a través de jubilaciones, planes o pensiones.

Hay, en gobierno, una pauta general: “El objetivo es que no se pierdan puestos de trabajo” dijo, optimista, un funcionario aunque se lo puede traducir como que se pierdan los menos posible.

Hay, en paralelo, una serie de medidas globales respecto a servicios públicos. La semana pasada, Cafiero se reunió con las empresas de telefonía y acordó que retrotraigan al precio de noviembre los valores del servicio prepago -que usan 35 millones de cuentas- y de la telefonía fija.

Esta semana habrá, además, conversaciones con empresas de electricidad y gas para acordar medidas para los sectores más vulnerables. Una posibilidad sería postergar los vencimientos para los jubilados.

*Fuente clarin.com

Compartir
ads
ads
ads
ads